Hablemos De Libros: “Mujeres. Pelea Como Una Mujer!” de Eduardo Galeano

Share

📚 Hablemos De Libros: columna de Librería Macayo escrita por Gustavo Macayo


La recomendación de Librería Macayo para leer en estos días es Mujeres. Pelea Como Una Mujer! de Eduardo Galeano (Editorial Siglo XXI).

Mujeres protagonistas de la historia y mujeres borradas de ella; mujeres que sueñan y mujeres castigadas por soñar; mujeres que sobreviven y mujeres que nos ayudan a sobrevivir. Las mujeres que atraviesan los relatos de Eduardo Galeano conmueven por su determinación, su desobediencia constante, y también por su fragilidad. Sus historias resuenan en las de tantas mujeres de hoy que, anónimas pero cada vez más visibles, encarnan las más variadas formas de la lucha por la igualdad de derechos.

En este libro, Galeano cuenta la intensidad de personajes femeninos tensionados por el peso de una causa, como Juana de Arco, Rosa Luxemburgo, Rigoberta Menchú, Eva Perón o las Madres de Plaza de Mayo; por su propia hermosura o talento, como Marilyn Monroe o Rita Hayworth, Frida Kahlo o Alfonsina Storni. Pero también cuenta las hazañas colectivas de mujeres anónimas: las que lucharon en la Comuna de París, las que llenan con sus cantos los templos africanos de Bahía, las que –en un prostíbulo de la Patagonia argentina– se negaron a atender a los soldados que habían reprimido a los obreros.

Como el personaje que abre el libro, la Sherezade de Las mil y una noches que le cuenta historias al rey para que no la mate, Galeano entrega en cada relato su maestría de narrador oral, para conjurar el olvido, pero también para celebrar la experiencia de las que nunca se resignan. Y de las que pelean. De las que pelean como una mujer.

“Mujeres”, el último libro de Eduardo Galeano, que apareció apenas dos semanas después de la muerte del entrañable escritor uruguayo, ocurrida el 13 de abril de 2015, recorre como en un caleidoscopio de paradojas y contradicciones, las luchas, los sacrificios, las condenas y los logros de mujeres en diversos lugares del mundo a lo largo de casi 2500 años de historia.

Fragmento:

Marías. En los evangelios, María aparece poco.

La Iglesia tampoco le prestó mayor atención, hasta hace cosa de mil años. Entonces la madre de Jesús fue consagrada madre de la humanidad y símbolo de la pureza de la fe. En el siglo once, mientras la Iglesia inventaba el Purgatorio y la confesión obligatoria, brotaron en Francia ochenta iglesias y catedrales en homenaje a María.

El prestigio provenía de la virginidad. María, alimentada por los ángeles, embarazada por una paloma, jamás había sido tocada por mano de hombre. El marido, San José, la saludaba de lejos. Y más sagrada fue a partir de 1854, cuando el papa Pío IX, el infalible, reveló que María había sido sin pecado concebida, lo que traducido significaba que también era virgen la mamá de la Virgen.

María es, hoy por hoy, la divinidad más adorada y milagrera del mundo. Eva había condenado a las mujeres. María las redime. Gracias a ella, las pecadoras, hijas de Eva, tienen la oportunidad de arrepentirse.

Y eso fue lo que pasó con la otra María, la que figura en las estampitas, al pie de la santa cruz, junto a la inmaculada.

Refiriendose a María Magdalena

Eduardo Galeano (Montevideo, 1940 – 2015), escritor y periodista que vivió entre Uruguay, Argentina, y varios países del mundo más, por causa de la persecución política, es uno de los autores más influyentes de América Latina durante el Siglo XX y lo que va del XXI. Autor entre otras obras, de “Las Venas Abiertas de América Latina”, “Memoria del Fuego”, y “El Libro de los Abrazos”.

Créditos:
www.elhistoriador.com.ar
www.libreriasudestada.com.ar

DE LA PATAGONIA ARGENTINA, AL MUNDO

Somos un espacio independiente para la difusión de la cultura y la naturaleza patagónica, y para seguir creciendo necesitamos de tu ayuda. ¡Sumate a la Comunidad de Turismo Rock con una suscripción mensual o hacé un aporte único para que podamos seguir creciendo!

SUMATE A LA COMUNIDAD

¡Conocé los beneficios haciendo click acá!

APORTE ÚNICO

Se debita por única vez ¡Y apoyas a este emprendimiento!